miércoles, 18 de febrero de 2009

Gettysburg, 1-3 julio de 1863. Punto de inflexión en la Guerra de Secesión.





Gettysburg probablemente fue la batalla más importante de la guerra civil americana ( 1861-1865). Después de su brillante victoria en Chancerlorsville, en mayo de 1863, el general Robert E. Lee, comandante del ejército confederado de Virginia del Norte, convenció al presidente de los estados de sur, Jefferson Davis de que le permitiese llevar a cabo una invasión en Pennsilvania. Lee pretendía que fuese un ataque de squeo para retrasar una invasión anticipada por parte del ejército de federal del Potomac del general de división Joseph Hooker.



Brindaría a Virginia la oportunidad de recuperarse de los estragos de la guerra y la Confederación podría aprovechar los abundantes recursos de Pensilvania. Asimismo, llevar la guerra al Norte favorecería el movimiento por la paz, y si el Sur era capaz de conseguir una gran victoria militar, sin duda mejorarían las posibilidades de gozar del reconocimiento diplomático en el extranjero. Aunque la Unión gozaba de una ligera ventaja en cuanto a efectivos ( 85000 frente a los 70000 confederados ), las cifras estaban más igualadas de lo que habían estado en el pasado o estarían en el futuro.


El 3 de junio de 1863, el ejército de Lee comenzó a desplazarse hacia el oeste. Hooker tomó una ruta paralela al norte del Rappahannock, manteniendo sus propias fuerzas entre Lee y la capital federal. Lee atravesó Blue Ridge, se trasladó al norte a través del valle del Shenandoah y cruuzó el Potomac para atravesar Maryland hasta llegar a Pennsilvania. Si se aseguraba Harrisonburg, Lee podría cortar las comunicaciones de la Unión con el oeste. Y también estaría en disposición de amenazar a varias ciudades orientales, incluyendo Baltimore y Washington, lo que obligaría a Hooker a atacarle, o así lo creía Lee.


A finales de junio, los tres cuerpos de Lee -al mando de los tenientes generales Richard Ewel, A.P Hill y James Longstreet- se encontraban en Pensilvania, pero muy repartidos. Dado que no había recibido noticias de su comandante de caballería J. E. B "Jeb" Stuart, que tenía que proteger el flanco derecho de la Confederación en la marcha hacia el norte, Lee dio por sentado que el ejército federal no suponía una amenaza.



Sin embargo Stuart se había separado del ejército confederado principal y se vio obligado a dar la vuelta por detrás de las tropas unionistas que se dirigían al norte. Al caer la noche del 28 de junio, con sus propias fuerzas peligrosamente dispersas, Lee recibió la noticia de que el ejército de Hooker se encontraba concentrado cerca de Frederick, Maryland, más cerca de algunas de las partes del ejército de Lee de lo que éstas estaban entre sí. Lee tenía que concentrarse de inmediato, de lo contrario su ejército sería destruido poco a poco.


Los confederados se reunieron en Gettysburg, una pequeña ciudad de 2400 habitantes e importante cruce de caminos. El ejército de Virginia del Norte llegó desde el noroeste; el ejército del Potomac, desde el sur. Las fuerzas de la Unión también contaban con un nuevo comandante, el general de división George Gordon Meade. Hooker discutió con sus superiores en Washington, y el 28 de junio el presidente Lincoln lo sustituyó. Hooker había demostrado ser un comandante de cuerpo eficaz, pero titubeó y permitió que Lee, con la mitad de los hombres, lograse una victoria brillante en Chancelorsville.


Lincoln y sus asesores dudaron de si Hooker podría resistir ante Lee,.


El contacto preliminar entre las dos fuerzas tuvo lugar cerca de Gettysburg el 30 de junio. La caballería de la Unión al mando del general de brigada John Buford entró en Gettysburg y avistó a la infantería confederada de A.P Hill al oeste de la ciudad. Buford informó al general de división Joseph Reynolds, comandante del I cuerpo de la Unión y del ala izquierda de Meade. Buford decidió intentar conservar la plaza de Gettysburg mientras ambos bandos tomaban por asalto todo lo que encontraban a su paso.


La batalla de Gettysburg duró tres días. El primer día, el 1 de julio, terminó con victoria para los confederados. Reynolds llegó a la ciudad a media mañana y avanzó con su infantería para sustituir a la caballería de Buford. Murió mientras dirigía el despliegue de sus unidades. A primera hora de la tarde, el XI cuerpo de la Unión al mando del general de división Oliver Howard llegó al campo de batalla y tomó posiciones al norte de Gettysburg.


En la cruenta lucha que siguió, los confederados hicieron retroceder a las tropas unionistas a través de la ciudad y éstas ocuparon posiciones defensivas en Cemetery Hill y Culp´s Hill. Reynolds y Buforf habían ganado el tiempo suficiente, ya que la linea defensiva unionista resultante - conocida como Fishhook- fue la mayor ventaja individual de Meade. La Fishhook se situó en la derecha junto a Culp´s Hill. Discurría en dirección oeste hasta Cemetery Hill, y después al sur siguiendo Cemetery Ridge hasta los dos Round Tops ( big y little ).


La caballería federal protegía los flancos. Los confederados, mientras tanto, ocuparon Seminary Ridge, una elevación extensa y parcialmente boscosa que discurría al norte y al sur en paralelo a Cemetery Ridge. La batalla del primer día resultó cara para la Unión; dos tercios de los 18000 federales que lucharon el 1 de julio causaron baja.


El segundo día confirmó la ventaja de la Fishhook. Meade, que operaba desde las líneas interiores, podía desplazar tropas y avituallamiento con mucha más facilidad que Lee. Longstreet solicitó un esfuerzo inmediato para asegurar los Round Tops en el sur de la línea defensiva de la Unión y después rodear las fuerzas unionistas que amenazaban Baltimore y Washington para desplazar a Meade de sus posiciones defensivas. Lee, sin embargo, planificó un ataque doble contra los flancos de la Unión.


Estos ataques ocurrieron de forma consecutiva, lo que permitió a Meade contener a ambos. La marcha de Longstreet más allá de la izquierda de la Unión y sus puestos de observación ocuparon gran parte de la tarde. No obstante el ataque de dos divisiones confederadas contra la Unión realizado por el general Daniel Sickles, comandante del II cuerpo, resultó un éxito. Sickles salió de Cemetery Ridge sin pensar y avanzó por delante de resto de la línea unionista, formando un saliente que quedó completamente desprotegido.


La lucha hizo estragos en lugares que pasaron a ser famosos: Peach Orchard, Devil´s Den, Wheatfield y Little Round Top. Meade desplazó las fuerzas hacia el sur, y aunque los hombres de Sickles regresaban a Cemetery Ridge, mantuvieron esa posición. Los confederados tampoco lograron tomar Little Round Top gracia a que el 20º Regimiento de Maine llegó justo a tiempo. Si los confederados hubiesen obtenido el éxito en ese lugar, Longstreet habría podido batir por el flanco toda la línea unionista.


La lucha pasó a continuación al centro de la Unión. Aunque Hill atacó con un número insuficiente de efectivos, una brigada confederada aseguró una posición firme en Cemetery Ridge. Al norte, y con el crepúsculo, dos brigadas confederadas retrocedieron desde Cemetery Hill; el ataque de Ewell contra Culp´s Hill también fue rechazado. El segundo día terminó en tablas.


El tercer día, Lee planificó un ataque confederado masivo desde Seminary Ridge contra el centro de la línea federal, protegida por el II cuerpo del general W.S Hancock. La caballería confederada al mando de Jeb Stuart debía rodear la línea unionista desde el norte, pero fue derrotada a 8 kilómetros al este del campo de batalla por la caballería de la Unión. Alrededor de la una de la tarde, los confederados comenzaron un bombardeo masivo desde Seminary Ridge con unos 160 cañones. Más de 100 cañones unionistas situados en Cemetery Ridge respondieron en un cañoneo que duró dos horas.


Después se hizo el silencio y los confederados comenzaron su asalto sobre 1500 metros de campo abierto en filas de la misma anchura, con los estandartes de batalla ondeando como si se tratara de un desfile. En la carga participaron tres divisiones, con la del general George Pickett en el centro. Las otras dos desaparecieron y retrocedieron buscando refugio en sus propias líneas ante el incesante fuego de fusilería unionista, sin embargo Pickett siguió adelante con su división, totalmente expuesta al fuego de enfilada de los federales. Sólo unos pocos cientos de soldados del sur llegaron a las líneas enemigas, donde fueron obligados a detenerse. La famosa Carga de Pickett se saldó con entre 8000 y 10000 bajas de los 13000 que componían su división.


Lee acortó su línea. Al día siguiente permaneció en su puesto a lo largo de Seminary Ridge, esperando que Meade le atacase, pero el comandante unionista no cayó en la trampa. Finalmente, la noche del 4 de julio, Lee levantó el campamento y aprovechó la oscuridad y la lluvia para retirarse hasta Virginia descendiendo por el valle de Cumberland. Se llevó el botín capturado y a 6000 prisioneros.


En la batalla propiamente dicha, Meade perdió alrededor de 23000 hombres. Las pérdidas de Lee fueron más numerosas, en torno a las 28000. Aunque el Sur cantó victoria, los más prudentes vieron que en realidad se trataba de una derrota confederada. El Ejército del Potomac por fin cumplió su promesa. La victoria unionista en Gettysburg, junto con el éxito simultáneo en Vicksburg, rompió el equilibrio militar y diplomático en favor del Norte. A partir de aquel momento, la Confederación comenzó un descenso imparable hacia la derrota.