domingo, 11 de mayo de 2008

Fort Sumter


Uno de los lugares más emblemáticos en la historia de los Estados Unidos, es sin lugar a dudas Fort Sumter. En la madrugada del 12 de abril de 1861 los cañones confederados al mando del comandante Toutant de Beauregard abrieron fuego desde el Fuerte Johnson, siendo el primer soldado de la contienda en abrir fuego un tal George S. James.



Todas las baterías situadas en la bahía de Charleston dispararon contra el fuerte federal durante casi 48 horas. Pese a las enconadas recomendaciones de los rebeldes al comandante unionista Anderson para que rindiera el fuerte, se mantuvo firme en la defensa de éste. Tras dos días de intensos bombardeos que tuvieron como consecuencia directa el incendio de la fortaleza, la guarnición decide rendirse con condiciones, condiciones aceptadas por el senador sudista Wigfall y el comandante Beauregard. Entre estas condiciones estaba la de rendir el saludo a la bandera de la Unión, momento en el que tuvo lugar la primera baja mortal de la guerra al estallar un cañón que realizaba salvas de homenaje, matando a un artillero e hiriendo a otros tres. Se había vertido la primera sangre de un conflicto que desangraría norteamérica durante cuatro años.



En la actualidad el lugar ha sido declarado Monumento Nacional y depende del US National Park Service. El fuerte se conserva perfectamente y en su interior alberga un museo así como la bandera federal que ondeaba en 1861. Se puede acceder a él mediante los diversos ferries que parten desde Charleston.